Tiene su origen en 1846 y se encuentra en el casco antiguo, justo en parte de lo que era eran terrenos del Convento de la Merced. Por este motivo a esta plaza también se la conoció con el nombre de paseo de La Merced o jardines aunque acabó recibiendo el nombre actual a partir de 1931.

El monumento que encontramos en el medio fue realizado en 1864 por el escultor Sabino de Medina y es un recuerdo al pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo. El pedestal sobre el que está alzado es de diversas piedras y a él se le ve de pie con un pincel en la diestra y una columna en la zurda.

El edificio que domina en esta plaza decíamos que es el convento de la Merced, que después de reestructuraciones varias realizadas por el arquitecto Juan de Oviedo en 1603 se empieza a darle forma a la versión del que conocemos hoy día, el Museo de Bellas Artes.

Mapa

Loading
Center map
Traffic
Bicycling
Transit

Opiniones