©aterrom – stock.adobe.com

Las calles de Sevilla son particulares y con mucho encanto. A lo largo de todo el casco histórico y en muchos de sus barrios encontramos calles y paseos con elementos que nos llamarán la atención.

Pero siendo conscientes de que los viajes turísticos suelen ir planeados para ver el mayor número de cosas y las más relevantes en el menor tiempo posible, decidimos mostraros una recopilación de las calles más destacadas de Sevilla. 

 

©lrpizarro – stock.adobe.com

Paseo Colón

El establecimiento de este paseo es bastante reciente, cuando a raíz de 1835 el antiguo Convento del Pópulo es convertido en prisión y empiezan a edificarse viviendas en la Calle Reyes Católicos en la Calle Pastor y Landero en la Calle Adriano.

Se encuentra en el casco antiguo, en el área del Arenal, que históricamente ha ido sufriendo las crecidas del río. El recorrido de este paseo es paralelo al Guadalquivir hasta que llega al punto del Paseo de las Delicias, haciendo en total casi 1 kilómetro. Además del Arenal también toca el barrio de Santa Cruz y el del Museo.

Recomendamos pasear por aquí ya que la vista agradece tener un espacio ampliamente abierto que nos ofrece el Guadalquivir aunque en uno de los lados sí veamos edificios, y para tomarnos algo en las terrazas o para contratar un recorrido en barca por el río.

Además, andar por este paseo nos permitirá de camino visitar monumentos como la Torre del Oro, el Teatro de la Maestranza, o la Plaza de Toros.

 

Copyright © TONO BALAGUER. All rights reserved

Calle Agua

Esta calle tiene su inicio en la Plaza de Alfaro y mide 140 m de largo acabando en la Calle Vida. Se encuentra en el barrio de Santa Cruz y su nombre se explica por tener dos tuberías que traían el agua desde Los Caños de Carmona hasta el jardín del Real Alcázar, pasando pegadita por la Muralla de Sevilla.

Podéis encontrar dos entradas de estos tubos al lado de un árbol algarrobo y de una señalización turística.

Es a partir del 1900 cuándo se empieza a edificar el trozo de calle restante desde el cruce de Justino de Neve, que es hasta donde llegaba anteriormente.

 

 

 

 

©joserpizarro – stock.adobe.com

Calle Feria

Si nos gusta ir de compras en las ciudades que visitamos, esta es una de las calles indicadas para ello ya que en los últimos años se ha convertido en uno de los puntos clave del comercio y cultural de la ciudad.

Algunos de los edificios que podemos ver son: La Iglesia de San Juan De Palma del año 1478, Capilla de Montesión de 1559 y la Iglesia Omnium Sanctorum de mediados del siglo XIII, y el mercadillo llamado el Jueves.

Es uno de los principales accesos a la ciudad y su importancia se ve reflejada en los edificios relevantes socialmente hablando comentados, y además tiene especial incidencia en la Semana Santa porque es por donde es llevada a la Macarena por los costaleros el Viernes Santo.

Esto os interesará a los musicólogos: En esta calle nació uno de los fundadores del grupo de rock andaluz Triana, Jesús de la Rosa.

Calle Regina

Llevaba un tiempo de dejadez y decadencia pero desde hace 5 años se están abriendo nuevos negocios de tendencia joven, alternativos, modernos y ecológicos. Incluso ha sido considerada como una de las nuevas rutas de compra de la ciudad.

Respecto a locales actuales curiosos encontramos una tienda de ropa mezclada con arte puesto que son diseños artesanos llamada la Seta Coqueta; un lugar versátil para tomar copas e incluso para desayunar ya que hacen un muy buen café en la Cacharrería; una librería llamada Un Gato en Bicicleta en la que hacen talleres de lectura, o exposiciones de arte; si os gusta el dulce y además vais con los peques entrad en la Creme de la Creme y probar alguna tarta o pastel. Si eres más de cervezas dirígete a la Linterna Ciega y probarás unas buenas artesanas además de tener alguna tapa si deseas complementarla.

 

©estrellabarroso – stock.adobe.com

Calle Tetuán

La calle comercial de Sevilla por excelencia. Céntrica y concurrida, en la que puedes ver una concentración de comercios bastante grande y que comunica con el Ayuntamiento y con la Plaza Nueva. Hay cafeterías, tiendas de souvenirs, tiendas de marcas muy destacadas, etc.

No demasiado apta para bolsillos de bajo presupuesto ya que es una de las más caras del país. Además de los negocios, podemos encontrar edificios neobarrocos y de estilo regionalista y de arquitectura popular bien bellos en nuestro paseo relajado puesto que se trata de una calle exclusivamente peatonal.

Como curiosidad decir que su nombre se le dio conmemorando la conquista de la ciudad de Tetuán por parte de parte del ejército de Leopoldo O’Donnell, en 1869.

Si tenéis hambre hay unas calles dedicadas a los bares de tapas entre ésta y la Calle Sierpes.

©stiopacom – stock.adobe.com

Calle San Luis

La iglesia de San Marcos, la Iglesia de San Luis de los Franceses, la Iglesia de Santa Marina, la Plaza del Pumarejo, la Iglesia de San Gil, y la Basílica de la Macarena son los emblemáticos edificios qué podemos ver a lo largo de toda la calle, por lo que ya podemos intuir la importancia histórica y las distintas arquitecturas de época que tiene.

En época medieval era el paseo oficial que tomaban Reyes como Fernando II de Aragón e Isabel I, o como Isabel de Portugal y Felipe IV, para entrar a la ciudad desde la Puerta de la Macarena (donde desemboca la calle, comenzando desde la Plaza San Marcos).

 

©aterrom – stock.adobe.com

Calle Mateo Gagos

Con vistas a la Giralda y situada en el casco antiguo constituye la entrada principal del barrio de Santa Cruz.

Goza de una buena popularidad entre los sevillanos ya que antes era zona de obreros y de talleres pero se revitalizó siendo ahora encuentro de bares con buenas tapas. Además por aquí transitan también los pasos de Semana Santa desde que se remodeló para la Expo de 1929.

En el medievo, aquí había unos baños árabes de los que a día de hoy no se puede ver prácticamente nada salvo una bóveda dentro de un restaurante.

Calle Verde

Si os gustan las calles auténticas y no muy conocidas o transitada por turistas, os gustará saber acerca de esta estrechísima calle. Los edificios son de poca altura y es destacable su abundante cantidad de plantas de colores que adornan las fachadas.

Además, podemos ver una de las casas con más años de Sevilla llamada de los Padilla (aunque hoy sea un hotel). La mayoría del protagonismo se lo llevan sus patios interiores y el patio de columnas renacentistas.

Calle Mármoles

A pesar de ser una calle corta con pocos metros, queríamos destacarla por encontrarse aquí otros vestigios romanos que no todos visitan, y es que hay tres columnas de un templo romano y forman parte del conjunto de edificaciones romanas que conserva Sevilla como por ejemplo las de Itálica.

Hay dos columnas más en la Alameda de Hércules (que lo sostienen a él en su alto) que son hermanas de estas tres. Esa citada calle se considera el jardín público más antiguo de España y de Europa (1574).

Calle Sierpes

Tremendamente conocida transitada y típica calle comienza en la Campana y acaba en la plaza de San Francisco.

Es curioso como cuándo llega la primavera y hasta que acaba el verano colocan de terrado a terrado de un lado al otro de la calle toldos para evitar que se concentre tanto calor en la calle debido al sol.

Anteriormente era conocida como Espaderos debido al gran número de tiendas de venta de espadas, pero fue a partir casi del siglo XVI cuando debido a una historia en la que un reo mostraba al alcalde de la ciudad una serpiente de 6 metros culpable del misterio de la desaparición de niños en esta calle a cambio de su libertad cuándo se le cambio el nombre a Sierpes.

Las cofradías pasan a través de aquí en Semana Santa hasta terminar en la catedral. También es curioso que Miguel de Cervantes estuvo preso en la cárcel que había al final de la calle.

Visita y actividades en Sevilla

Opiniones