©anilah – stock.adobe.com

Casa de Pilatos constituye una mezcla entre estilo gótico-mudéjar, renacimiento, y romanticismo. Debido a que los dueños, miembros de la familia de los de los linajes Enríquez y Ribera (Pedro Enrique de Quiñones y Catalina Ribera) tenían relación estrecha con Italia, y las reformas que llevaban a cabo en el edificio lo reflejaban.

Este es el conjunto residencial privado más grande de la ciudad. En él se pueden celebrar actos privados y tenemos la posibilidad de visitarlo en un grupo reducido de forma concertada de la mano de un historiador del arte.

Lo encontraremos en la Plaza de Pilatos, cerca de la Judería. Cabe destacar que fue lugar donde residieron los Duques de Medinaceli.

El motivo por el que se le llama casa Pilatos va en total relación con la semilla de lo que después se convertiría en la Semana Santa. Viene del camino religioso (Via Crucis) que se empezó establecer en el siglo XVI desde el Palacio a la Cruz del Campo cuya medida eran las mismas que las de las ruinas del pretorio de Jerusalén y el monte Gólgota.

Qué podemos ver en la Casa de Pilatos

Dentro del palacio, que consta fundamentalmente de dos patios, está el edificio principal, compuesto de dos plantas; y jardines.

En su interior podremos contemplar bustos de emperadores romanos y españoles como Marco Tulio Cicerón, Rómulo, Marco Aurelio, Carlos V, etc. que proceden de las Ruinas de Itálica.

También posee una colección de lienzos y tapices fechados desde el siglo XVI al siglo XIX con temática clásica (como la Apoteosis de Hércules), bodegones, y tauromaquia.

Asimismo podemos visitar la Capilla de la Flagelación del siglo XV cuyo estilo es gótico y mudéjar.

Los jardines, por su parte, son bastante comunes respecto al resto de los jardines nobiliarios de esta ciudad, son bastante espesos en frondosidad y además de bellos aportan una gran sensación de calma y desasosiego.

Historia de la Plaza de Pilatos

Antiguamente se llamaba plaza del Marqués de Tarifa y también plaza del Duque de Alcalá. Eso era alrededor del siglo XVI, pero a partir del XVIII ya se la conoce como de Pilatos.

Después de la construcción de una fuente que el duque de Alcalá abasteció de agua, se convirtió en sitio de reunión de los vecinos.

Ya en el siglo XIX y XX se realizan una serie de remodelaciones y actualmente se encuentra dividida en dos partes. La que da acceso al palacio y la segunda la que es propiamente la plaza. La escultura que hay es del pintor Francisco de Zurbarán.

Precio

  • Planta alta: 6€.
  • Toda la casa: 8€.
  • Gratis: miércoles de 15:00 a 19:00h.

Dirección

  • Plaza  de Pilatos, 1, 41003 Sevilla.

Horario

  • Abril a octubre:

– De lunes a domingo: de 09:00 a 19:00.

  • Noviembre a marzo:

– De lunes a domingo: de 9:00 a 18:00.

Cómo llegar

Bus (C5, 01, A1, A8, C3, C4, 21) , Metro L1 (Puerta de Jerez) , Sevici (estación nº 74 y 65), Tren (Estación Santa Justa).

Mapa

Loading
Center map
Traffic
Bicycling
Transit

Visita y actividades en Sevilla

Opiniones