©joserpizarro – stock.adobe.com

Desde el año 2007 se puede recorrer esta fortificación que constituye lo que queda del antiguo recinto amurallado de la ciudad islámica.

Durante un tiempo se pensó que eran romanas, pero gracias a haber descubierto restos arqueológicos en 1985 Carrasco y Menayo, confirmaron que el es origen es almorávide y almohade. Bien es cierto que los árabes mantuvieron algunas murallas y puertas de los romanos cuando llegaron en el 711. Aunque dos siglos más tarde fueron derribadas por completo por Abderramán III cuando Córdoba ya era capital del Califato.

Por orden de los gobiernos municipales derribaron todas las puertas de la ciudad menos la de la Macarena y el Postigo del Aceite entre 1857 y 1871, gracias a que medió el duque de Medinaceli.

Es curioso como en aquella época no se tenía tanta visión ni misión de conservar patrimonio de este tipo, pero por suerte en 1984 se acordó la restauración de estos monumentos y hoy día están etiquetadas bien de interés cultural.

Básicamente deberíamos ver los mayores tramos que sobreviven, que son el de la Macarena, el del Valle, el del Alcázar, el de la puerta de Córdoba, y el de el Postigo del Aceite; ya que por el resto de la ciudad lo que hay son fragmentos. Esto contrasta con el número de 18 puertas y postigos que existieron.

La Puerta de la Macarena

Situándola en mapa, es la que queda más al norte de todas y es también la más grande, ya que hasta el siglo XVIII su objetivo era proteger defensivamente.

Hoy día tiene un toque más religioso debido al retablo dedicado a la Virgen de la Esperanza Macarena, con símbolos de su hermandad y a las diversas lápidas conmemorando acontecimientos.

Es la Virgen más vinculada a esta puerta, ya que está cobijada en la basílica, y a su vez es una de las imágenes más representativas de la Semana Santa.

Por esta puerta, la cual como decimos está enfrente de la Basílica de la Macarena, realizaron la entrada reyes como carlos I, fernando II, Isabel I, alfonso XI etcétera

Mapa

Loading
Center map
Traffic
Bicycling
Transit

 

Opiniones